martes, noviembre 24, 2009

Monomania. Sliver (5) (Bosquejo recién)

Soy hijo único aunque tengo una hermanastra, Camila. Es la hija del esposo de mi vieja y no la conozco casi nada, ni me interesa conocerla, pero se ve que es buena, de esas tontas pero buenas. Mi padrastro es simpático. Se ve gracioso porque usa frenillos, una lata para mi mama pero bueno, cosa de ellos. Mi viejo es muy chistoso y mi mama mhh… inmadura, sentimental, indecisa. Mi mascota es un lagarto, un Agama Mwanzae, que si lo vieran sabrían porque se llama Spiderman.

Con mis compañeros me llevo bien. Hay unos cuantos a los que les tengo cariño, entre esos la Nacha. Decir que no le tengo cariño seria mentira, es imposible no quererla, la tonta es muy tierna, y aunque la mayoría de las veces no entienda de lo que le hablo, con que mire con esa cara de curiosidad, basta. Fuera de la U conservo amistad con dos amigos del colegio y Spiderman, claro.

Muchas veces sueño que cierro los ojos y caigo en un precipicio casi infinito. Caigo, caigo y choco. Siento un dolor horrible mientras se desparraman mis viceras y mis extremidades saltan lejos en todas las direcciones. Si quisiera morir, iría a un volcán y me dejaría caer dentro de un cráter, sería una experiencia fascinante.

Me gustaría ser libre, y mostrarles a todos realmente como soy, que me admiraran y simpatizaran con eso. En mi cabeza soy Alex, pero Alex de Large, el de la naranja mecánica. Cuando duermo soy Dios, hago y deshago, destrozo, mato, río. Despierto soy yo, un weón relativamente inteligente que mantiene las distancias con la gente. Soy un sínico. Soy Dios.

Ivan es lo más parecido a un amigo que tengo. Conoce mis perversiones y no se espanta. A veces me entiende, y hasta comparte algunas ideas. Pero Ivan es un pedazo de carne maleable, un bulto sin carácter. Si no fuera porque me he dado el tiempo de instruirlo, me trataría como un bicho más.

Estoy completamente solo en este mundo, porque soy Dios y los demás no llegan a mi altura. La gente no puede comprender a Dios. Dios está solo y no necesita gente que no lo entienda. Dios puede hacer lo que quiera, porque no afecta a nadie de su altura. Dios está solo.

2 comentarios:

NIIMURA HIDEKO dijo...

un diez (y)

Anónimo dijo...

gracias! ^^^
hay mas en los post de atras =)
las quiero ordenars (: