miércoles, junio 15, 2011

Autoestima

El eterno miedo al ridiculo y la pereza, me han impedido llevar a cabo un montón de proyectos creativos y a presentarme como una simple admiradora de los que lo logran. Tambien el perfeccionismo (o bien, las ganas de que el primer intento salga perfecto) y el pesimismo han influido en esto. Por otro lado, tengo una enorme manía de hablar de mi, y estoy casi segura de que esto no es interesante. Para finalizar, me considero una persona con muchas necesidades comunes, y no estoy segura del todo, si lograr un proyecto me haría completamente feliz (me refiero a que si con el cambio de prioridades, estaría dejando de lado la satisfaccion de otras necesidades)
Y en esta duda llevo estancada mucho tiempo, en decidir que hacer con la vida.

5 comentarios:

bulletsoverparadise dijo...

Entiendo en parte tu punto de vista, realmente es estresante pensar en qué hacer con la vida. Está lleno de posibilidades, pero las probabilidades de realizarse a gusto son realmente mínimas. En lo personal me cuesta ver la diferencia entre ser mediocre y no ser nada en absoluto, me agrada la idea de apostarlo para ganar todo o nada, conformarme en una línea intermedia jamás me haría sentir completamente tranquilo, aunque de ahí a que vaya a hacer algo para cambiar las cosas es otro asunto totalmente distinto.

maukel dijo...

en cambio yo soy una mierda

Anónimo dijo...

haz de tu vida lo que quieras, no te amarres a algo que en verdad no quieres! piensa mucho lo que EN VERDAD quieres hacer de ti... pero porfavor no te aisles !

maukel dijo...

ese niño anónimo puro usa el modo imperativo. es malo malo.

PauLii (: dijo...

Carooooooooooooo!!
aam si entiendo eso de muchas necesidades! D:
igual escribiste esto hace tiempo, pero ojalá hayan pasado tus dudas de qué hacer con tu vida.. yo m hago esa pregunta todos los días ;_:

Saluditos! :B